NYC Escorts bestnyescorts.com Manhattan Escorts NYC naughty
Atención al Cliente:  925 51 33 16
679 45 30 63

Blog

/
10Mar2021

Existe un tratamiento corporal ideal para cada edad

  • By Yolanda Hernández
  • 1 Etiquetas
  • 0 Comments

Está claro que nuestro cuerpo evoluciona con el paso del tiempo y por eso a cada edad le corresponde un tratamiento corporal. Hoy os contamos cómo combatir esas zonas que más os preocupan en las décadas de los 20, 30, 40 y 50 años.

1. A partir de los 20, objetivo cartucheras

Las hormonas en esta etapa empiezan a tranquilizarse después de la adolescencia. Y en algunas ocasiones no es de extrañar que se produzcan acumulaciones de grasa en caderas, muslos, dando lugar incluso a las temidas cartucheras que tanto disgustan a las mujeres.

De hecho, aunque se trata de una edad temprana, cada vez es más frecuente encontrarnos con chicas jóvenes con cartucheras muy pronunciadas y con problemas de celulitis. En estos casos es fundamental poner remedio cuanto antes y el tratamiento que mejor nos está funcionando es LPG.

Una de las cosas que más gusta a nuestras clientes cuando lo prueban es que notan el resultado nada más acabar la sesión y al salir solo quieren pedir nueva cita.

Conseguimos reducir y remodelar, además de eliminar celulitis. Aportamos firmeza desde el interior compactando el tejido y definiendo de manera eficaz, como si estuviéramos haciendo un traje a medida.

El resultado: ultra firmeza y una nueva silueta. Estimula el colágeno en la hipodermis, un gran avance que compacta y rejuvenece el tejido desde dentro.

2. A partir de los 30, objetivo pecho en su sitio

Aunque hay varios frentes que debemos atacar en esta etapa, el pecho es un gran clásico que nos preocupa a esta edad. Los tejidos empiezan a perder su vigor y tersura porque la producción de colágeno en nuestro organismo empieza a ralentizarse. De hecho, a partir de los 25/30 empezamos a envejecer (por mucho que nos duela y nos llame la atención).

Una de las zonas clave en este momento de la vida de la mujer es el pecho: especialmente en mujeres que experimentan la maternidad y la lactancia. Podemos experimentar aumento y disminución de volumen drásticos y eso provoca un cambio en el pecho evidente.

Si a eso sumamos el efecto yo-yo, no nos resulta tan fácil perder peso y cuando lo hacemos, lo recuperamos con demasiada facilidad, el pecho se resiente y necesitamos regenerar y tonificar la piel, aumentar la síntesis de las fibras de sostén como el colágeno y la elastina, oxigenar los tejidos y mejorar el metabolismo celular para que el pecho recupere su posición original.

Es muy importante la constancia para lograrlo y por eso recomendamos realizar un tratamiento específico para conseguirlo. Emplearemos Radiofrecuencia Inbiba ER45.
¿Qué conseguimos? Estaremos realizando una acción más profunda y reactivando los procesos metabólicos que empezamos a sentir adormecidos.

Conseguimos una acción triple: dérmica, vascular y muscular. El objetivo de remodelar, tonificar y reafirmar estará conseguido. Y además estaremos aliviando las tensiones musculares provocadas por el estrés y la tensión que también aumentan en este período de máxima actividad personal y profesional.

3. A partir de los 40 y 50 años, objetivo reducir abdomen, perder volumen y reafirmar

El cuerpo empieza a redondearse debido a la bajada hormonal y es necesario pautar un plan de tratamiento personalizado en función del objetivo de cada cliente.

Podemos combinar distintos tipos de aparatología, junto con un asesoramiento nutricional y un programa de nutricosmética oral.

CONSEJO: Para completar el tratamiento en cabina es recomendable aplicar una crema específica para combatir la celulitis, grasa localizada o flacidez.

Llámanos al 925.51.33.16 o 679.45.30.63 y reserva tu cita de diagnóstico corporal gratuito.

CATEGORIES Uncategorized

COMMENTS